lunes, 24 de noviembre de 2014

SENTIMOS INDIGNACIÓN Y VERGÜENZA AJENA

Andalucía, 14 de enero de 2012 : Artículo publicado en varios medios de comunicación.

 Quienes firmamos este escrito pertenecimos a la dirección del SOC de Andalucía o a su militancia hasta hace pocos años, que por propia decisión renunciamos a seguir estando en ella ante la falta de voluntad de transformarlo en una organización abierta, participativa, alejada de personalismos y en concordancia con las nuevas realidades y retos. Se perdió la oportunidad de haber construido un sindicato para seguir influyendo en la sociedad andaluza. Lo que vemos hoy del SOC o el SAT es una lamentable consecuencia de aquella oportunidad perdida. Y los responsables que impidieron aquel cambio necesario son hoy quienes arrastran la imagen del SOC por los programas televisivos del corazón para darse publicidad y seguir siendo triste actualidad.

Es penoso ver por nuestra parte, que dimos tanto por aquella organización, la pérdida total de rumbo y de valores. La Casa de Alba que hasta ayer era para ellos los mayores terratenientes de Andalucía y causantes del atraso económico y cultural de nuestra tierra, ahora son aliados y amigos a quien les piden que les cedan alguno de sus cortijos y con quién están dispuesto a hacer negocios. Cayetano Martínez de Irujo, Conde de Salvatierra, cuya profesión conocida es ejercer de señorito trasnochado, bocazas y arrogante y que el mayor trabajo físico que hace desde que se levanta diariamente es tirar de las riendas de sus caballos, se declara que tiene objetivos comunes y se muestra dispuesto a colaborar con la empresa El Humoso en Marinaleda y lo dice en rueda de prensa en esta misma finca arropado por los 2 dirigentes del SOC, que aprovechan el tirón mediático de este personaje de sangre azul para aparecer ambos en los medios de comunicación que tanto les seduce. A la Duquesa de Alba le protestaron porque decían que no era merecedora de ser nombrada Hija Predilecta de Andalucía. Decían que la Duquesa representa el pasado, el latifundismo, la explotación y los parásitos sociales. Hubo incluso intervención de la policía y algún proceso judicial. Ahora fuentes sindicales del SOC “consideran que Martínez de Irujo se está revelando sincero y cercano” según declaran en prensa. En multitud de ocasiones el SOC les ha ocupado las fincas a la Casa de Alba por representar con creces el gran latifundio andaluz. Durante muchos años fue blanco de las protestas de los jornaleros. Ahora los dirigentes del SOC se han hecho amigos de la Casa de Alba.
 Todo este espectáculo se da en un contexto de crisis económica en que el paro en Andalucía sobrepasa el millón de personas y donde las zonas rurales sufren con dureza los efectos del desempleo, donde surgen indicios de pobreza severa y los trabajadores ven como sus salarios bajan en la práctica y se aumentan los horarios de trabajo, los derechos sociales y laborales retroceden y el abuso se impone en los tajos de trabajo.
Aquí es donde debería estar el SOC, para frenar el deterioro social y empobrecimiento de los trabajadores rurales. Los valores de aquella organización sindical, la seriedad, la honestidad, la coherencia, la denuncia de las causas de los problemas históricos de Andalucía, nuestra arriesgada y deslumbrante lucha sindical nos hizo acumular un enorme prestigio y un valorado patrimonio humano y ético que sumó muchos apoyos y simpatías de los ciudadanos.
 Todo esto lo han malgastado y tirado por la borda estos personajes que en estos años hicieron del SOC un barco sin rumbo cuya utilidad la miden por las veces que sus nombres salen en la prensa, aunque sea hundiendo definitivamente este proyecto y sus personas produzcan más ridículo, bochorno y vergüenza ajena que simpatías.
 Por nosotros y todas aquellas personas y militantes anónimos que durante tantos años contribuimos a poner en pie una organización decente, reivindicativa y con futuro, denunciamos este circo y exigimos a quienes lo protagonizan que se vayan a sus casas y le harán un gran favor a la causa de los trabajadores y al sindicalismo honesto, pues sus causas, si alguna vez la tuvieron, están ya caducadas.

 Andalucía, 14 de enero de 2012

 Firman y apoyan: José Fernández Vázquez, Paterna del Campo, Huelva,   Manuel Lara Castejón,  El Coronil, Sevilla.   Antonio Gallardo, Alameda, Málaga.   Ricardo Ruiz Contador, Lebrija, Sevilla, Aurora Sánchez Sánchez, Lebrija, Sevilla.  Juan Carlos Ruiz Gómez, Villanueva del Río y Minas, Sevillace bien.