lunes, 31 de agosto de 2015

Dossier Crisis del SAT - Caso Almería Introducción al Dossier Andalucía Libre


Ya hicimos una breve referencia a este asunto en el ANDALUCÍA LIBRE nº 322. Y ya entonces era evidente su carácter desagradable. Creímos que esa mención situaría de forma suficiente su alcance y ayudaría a una reflexión posterior en el ámbito de la izquierda nacionalista andaluza, que nos parecía ya entonces imprescindible.
 
Además, reconozcámoslo, aquí del SAT y desde que nació -aún con todo nuestro conocido espíritu critico- siempre nos ha gustado reseñar y destacar su faceta positiva y su aportación a las luchas y lo hemos seguido con tanta atención como cariño, como una referencia potencialmente útil a la construcción de una Andalucía diferente. Así que no es plato de gusto vernos en la obligación de corregir en este tema nuestro anterior enfoque y detenernos en unos hechos que sacan a primer plano, no sus grandezas sino sus miserias.
 
Concluimos que -visto lo acaecido desde entonces- nuestra mejor contribución al futuro del SAT y del movimiento nacionalista andaluz no es pasar pagina y minusvalorar un problema que sigue vivo y latente, infectando a otros sucesivos que la actualidad va generando. Entendemos que nuestra obligación es llamar la atención y hacerlo a nuestra manera: ofrecer el estado de la cuestión en el dossier que sigue con el nivel de detalle a nuestro alcance, adecuado para que toda aquella persona interesada pueda tener los materiales necesarios para hacerse su propia composición de lugar y extraer sus propias conclusiones.
 
 Actuamos así porque los meses transcurridos desde el estallido y la resolución en falso de la crisis no han atenuado en absoluto los negativisimos efectos políticos y éticos de este asunto. Se hable más o menos abiertamente de él; sigue ahí enquistado, afectando los debates y envenenando el ambiente y las relaciones entre el conjunto de la izquierda nacionalista andaluza. Hemos concluido que sin conocer el origen, desarrollo y resolución de este conflicto -que trasciende con mucho su concreción almeriense- y los posicionamientos políticos consecuentes por acción u omisión -tanto dentro como fuera del SAT- no es posible entender en toda su extensión ni lo que hacen y dicen la CUT, AC, Jaleo y NA, ni por supuesto tampoco cómo son a su vez vistos por los otros sujetos políticos implicados. Mirar adelante e introducir aire fresco requiere romper la omertá y las complicidades irreflexivamente regaladas; superar el pasado reconociendo errores exige rectificar por la vía de los hechos, que es la mejor manera de rectificar. Cada uno en su ámbito y en su medida.
 
Y como no escurrimos el bulto, en nuestro resumen introductorio que a continuación incluimos, aquí va nuestra visión del asunto.
 
Recapitulando.
 
El conflicto se hace publico a través de una denuncia de anteriores irregularidades administrativas y contables heredadas en el SAT de Almería, realizada por parte de su dirección provincial en ese momento. En esa dirección que denuncia procede anotar que tienen presencia y responsabilidades, militantes significados de Nación Andaluza, aunque es notoriamente plural.
 
La reacción ante la denuncia y los denunciantes de la dirección nacional del SAT (hegemonizada por Cañamero y la CUT) es expulsarlos del SAT y tacharlos públicamente de "infiltrados de la policía", "sicarios" y "gentuza". El momento de la denuncia y de la reacción coincide con el proceso de acercamiento entre Cañamero y la CUT a Podemos.
 
 
Es obligado reseñar que esos pretendidos "infiltrados" son viejos y conocidos militantes de la izquierda que en los años precedentes han reconstituido el SAT en Almería, formando su dirección provincial, desarrollándolo y dándole proyección como un sindicato andaluz.
 
Durante meses además -como relatan en su Informe, que reproducimos en el Dossier- esa dirección provincial fue poniendo internamente en conocimiento directo de la dirección nacional del SAT todo lo que iba descubriendo sobre el funcionamiento previó a su etapa, adecuando su ritmo de actuaciones al considerado oportuno en su momento por la dirección nacional del SAT (que se desplaza a Almería para conocer de primera mano los hechos, dando entonces repetidamente su acuerdo a las indagaciones y pasos que realiza el sindicato provincial de Almería). 
 
Concluida la Marcha a Madrid (hito en el acercamiento y colusión Cañamero-Podemos) la dirección nacional del SAT se desdice de todo lo dicho y hecho anteriormente y cuando la dirección provincial del SAT decide continuar con las iniciativas previstas haciendo públicos los hechos, reacciona expulsándola y a la vez favoreciendo la vuelta posterior al control político del SAT provincial por parte de quienes habían sido sus anteriores responsables investigados. 
 
Más allá de las anécdotas que andan ahora por los juzgados y de cual sea finalmente su entidad, curso y resolución legal, lo que nos parece relevante políticamente es la secuencia del proceso y las actuaciones y motivaciones de las partes. Para entenderlo hay que mirar la vista atrás y elevarla, incluso hasta integrar en ella a Europa.
 
Vamos a intentarlo a partir de los elementos de los que disponemos.
 
El SOC de Almería previo a la formación del SAT (vamos a llamarlo SOC-preSAT) funcionó durante años más que como un sindicato como una ONG dedicada exclusivamente a la atención informal de inmigrantes magrebíes y africanos; sin preocupación significativa alguna por vincularse a la realidad nacional andaluza en sus vertientes política, social o laboral. En resumen, el SOC-preSAT constituía un núcleo estable extremadamente reducido, liderado por un afiliado argentino radicado en la ciudad, que eventualmente en ocasiones significadas aparecía arropando o encuadrando protestas puntuales de algún sector de la población trabajadora inmigrante, sobreexplotada como es sabido en el Poniente. El resultado de esta actuación -oenegera más que sindical - fue que la practica, el funcionamiento y la imagen del SOC-preSAT de Almería no se parecían en nada a lo que configuraría al resto del SAT (ni el rural ni el urbano; aún con todas sus carencias y con todas sus particularidades imaginables). El SOC-preSAT se consolidó así como un elemento voluntariamente extraño a su contexto social.
 
 No obstante, ese SOC-preSAT, posiblemente a través del citado argentino, estableció en su momento vínculos de colaboración con la red cooperativa europea Longo Mai y su plataforma Foro Cívico Europeo. A estos europeos -de tan larga y complejísima trayectoria histórica como potente infraestructura económica- les debió parecer que ese SOC-preSAT, pretendidamente de magrebíes y africanos aunque intermediado por poliglotas con mucho mundo recorrido, coincidía con su visión centroeuropea preestablecida de lo que ocurría en Almería y de cómo se debía intervenir al respecto. Y la solidaridad ideológica condujo a una unidireccional solidaridad económica: desde los ricos del norte a los pobres del sur, por supuesto. Sólo los intervinientes, intermediarios y beneficiarios sabrán a cuando ascendió su cuantía, qué modalidades contempló y en qué partes se repartió esa ayuda entre Almería y la organización nacional.
 
 
 
Lo cierto es que la formación del SAT rompió con esa dinámica y sepultó al SOC-preSAT en el pasado. Entró nueva gente, se desarrollaron más iniciativas políticas y sindicales y sin descuidar en absoluto la atención al colectivo de trabajadores inmigrantes, el SAT de Almería dejó poco a poco atrás ese lastre de ONG, para irse consolidando como un sindicato de izquierdas y andaluz en Almería, abierto a todos, horizontal y sin jerarquías, no por informales menos efectivas. Los europeos entonces cortaron el grifo a su partenaire almeriense (y cabe recordar aquí el viejo dicho "quien paga, manda")
 
Y entonces sorpresivamente el pasado echado por la puerta se coló por la ventana.
 
Durante un tiempo pareció que la dirección nacional del SAT prefería el futuro al pasado. Pero cuando llegó el momento de optar entre quienes podían mantener los vínculos económicos con los europeos y entre quienes -por el otro lado- aún sin euros, podían aportar una posibilidad de consolidar al SAT como una opción sindical efectiva en Almería, Cañamero y sus seguidores escogieron el pasado. Cuando la dirección nacional del SAT tuvo que elegir entre los que como contraprestación al amparo recibido aseguraban un asentimiento absoluto a los giros y ocurrencias de la dirección y entre quienes aún comprometidos desinteresadamente con el SAT podían ser en ocasiones políticamente críticos o rebeldes a los intereses de la dirección, no dudó y escogió el aplauso. La dirección nacional del SAT -actuando como una Panzerdivisionen- sacrificó Almería sin pestañear por una indeterminada cantidad de euros posibles llegados de Europa y un seguro político de adhesiones inquebrantables, en un momento -además- en que la búsqueda de hospedaje dentro de Podemos agudizaba a sus ojos el interés de ambas aportaciones.
 
El epilogo, como propina, tuvo dos momentos miserables.
 
Primero, públicamente, a Cañamero no se le ocurrió otra cosa para responder a una denuncia sobre irregularidades legales que calumniar a los militantes denunciantes, calificándolos en televisión como "infiltrados de la policía española". Cañamero superó y traspasó todos los limites admisibles, reproduciendo tics y hábitos conocidos que han hundido a la izquierda mundial en la miseria. El momento se prolongó al empecinarse en la injuria y al expulsar a los mensajeros.
 
El segundo momento se produjo adentró del SAT y también fuera, cuando el seguidismo acrítico, el silencio cobarde y el mezquino calculo de intereses personales o partidarios se impuso a la actitud debida que ha de esperarse en militantes que aspiran a contribuir desde su inteligencia y su esfuerzo a liberar a su pueblo y a su clase de la dominación y la explotación. En lugar de afirmarse la demanda de información y el rechazo a las amalgamas, se impuso la complicidad a una concepción carismática y patrimonial del Sindicato. Aun cuando algunos quisieran con su actitud evitarle al SAT un problema, de hecho contribuían con su apoyo activo o pasivo a que la herida se hiciera crónica. Lo mismo que ha ocurrido antes en tantas y tantas organizaciones y países a lo largo de la historia.
 
De ambos momentos -y de sus causas tanto recientes como estructurales y profundas- podrían extraerse abundantes enseñanzas y conclusiones. Pero hacerlo excedería el alcance de esta introducción.
 
Esperemos que los hechos y rectificaciones futuras acrediten que se ha aprendido lo debido. Nos va mucho en ello.
 
 
Materiales
A - Los hechos y su repercusión pública
1. Un grupo de militantes del SAT-Almería denuncia en el Juzgado al Sindicato por múltiples irregularidades, Almería 24 Horas, 2/10/2014
 
7. No vais a ensuciar nuestro nombre [DECLARACIÓN sin firma en web SAT - NACIONAL - Denomina a los denunciantes sancionados "sicarios" y "gentuza"]
8. El SAT reconoce que pagó dietas con dinero 'negro' a militantes - Noticia en "El Mundo"9. El Ataque al SAT pretende acabar con el avance de la coordinación de luchas estatales [Declaración de los que tras la expulsión reciben el apoyo de Cañamero en Almería]
 
C. Trasfondo y trastienda internacional de la crisis del SAT.
10. Los europeos
- Sitio de Longo Mai en Suiza [Los que ayudaban economicamente al SOC pre-SAT]
- Longo Mai en la Wiki-Frances (más completo)
- Foro Civico Europeo, plataforma de LM
- Quienes son y de donde vienen los de Longo Mai ,Michel BERNARD (en francés) - Favorable a LM
- Sobre Longo Mai, Prevensectes (en francés) - Contrario a LM

D. Respuestas y valoraciones de los expulsados del SAT
12. Es hora de construir. SAT: Punto y final, Ali Manzano [Balance de uno de los expulsados]
*Militantes del SAT reclaman la independencia del sindicato frente a Podemos
 

 

domingo, 30 de agosto de 2015

VUELTA CICLISTA: “Españolismo” en el deporte.

Perico Delgado, el “intelectual” de TV para contarnos la “historia” de Andalucía. 


No creo que a estas alturas a nadie le queda duda de la utilización política del deporte. Desde que Hítler utilizara los Juegos Olímpicos para mostrar al mundo las “bondades” y fuerza de su Régimen, todos los Estados de una u otra forma han utilizado el deporte para favorecer sus intereses, especialmente para crear un sentimiento de “nación” en el caso de muchos Estados que se han formado por la conquista o expansión de unos pueblos sobre otros.

Este es el caso del Estado español, donde hasta hace muy poco hemos padecido un empacho de fútbol y de manifestaciones multitudinarias de “nacionalistas deportivos” cantando el “soy español, español, español...” tras presentarnos los triunfos de la selección española como una muestra de la fortaleza de la “marca España” y con el protagonismo de los políticos “españoles” de unos partidos y de otros, buscando la foto con los protagonistas para rentabilizar los éxitos deportivos.

Pero la mayor rentabilidad obtenida no es la ventaja política del partido del gobierno respecto a sus adversarios, sino la ventaja ideológica que se pretende obtener al inculcar en la mayoría de la población un sentimiento de pertenencia a una “nación” victoriosa, a través de la infinita propagación de unos símbolos y de una idea de “unidad” difundida por unos medios de comunicación que de forma incansable emiten las imágenes de los éxitos deportivos y de los símbolos del Estado.

Pero no es solo el fútbol donde el “españolismo” deportivo difunde la ideología que lo alimenta; la “Vuelta Ciclista a España” es otro de los eventos deportivos donde esta ideología se muestra en toda su esencia, reafirmando al Estado que la financia y organiza, al carácter centralista del mismo y la “unidad de mercado capitalista” que conforma un sistema de dominio político y de control social que asegura los intereses de las clases dominantes.

Y como muestra vale un botón, según dicen, me remito a la retransmisión que TV española hizo ayer de la etapa de la Vuelta Ciclista que transcurría por las Alpujarras, comarca situada entre las actuales provincias de Granada y Almería, a su paso por Orgiva.

Los comentarios de la retransmisión en directo de las etapas, las realiza un periodista deportivo de dicha cadena de TV y un ex-ciclista de fama muy conocido por los aficionados a este deporte, Perico Delgado, un señor que ha ganado fama y dinero con sus piernas, dando pedaladas encima de una bicicleta, pero que no se ha caracterizado nunca por su bagaje cultural ni por su capacidad intelectual, probablemente debido a la ingesta de sustancias para acometer las gestas deportivas por las que se le conoce, las cuales fortalecen las piernas pero debilitan el cerebro.

Al grano. Al paso del pelotón ciclista por Orgiva, el Sr. Delgado, tirando de guión, suponemos, le cuenta a los telespectadores de forma un tanto breve y a modo de anécdota la historia de la Alpujarra, haciendo especial hincapié, en la toponimia de poblaciones alpujarreñas como Pampaneira y Capileira, que por el nombre, al Sr. Delgado le sonaban a gallego.

Tirando de los tópicos que el “españolismo” difunde desde hace siglos, nos cuenta que los nombres de Pampaneira y de Capileira se deben a que tras la “Reconquista” de Andalucía por los Reyes Católicos, las Alpujarras fueron repobladas por gallegos.


No se si el Sr. Delgado habrá visitado las Alpujarras o si conocerá su historia y costumbres; si así fuera, se habrá dado cuenta de que no hay similitud alguna entre las formas culturales alpujarreñas y las gallegas, de que la gastronomía es completamente diferente, que los sistemas de cultivo y de riego difieren, que el folclore nada tiene que ver, que los tipos de construcción ni se parecen; y si además de observar con un mínimo de atención, se hubiera molestado en leer un poco sobre la historia de las Alpujarras y no a repetir lo que otro le ha escrito en un estúpido guión, sabría que los nombres de Capileira y Pampaneira no los pusieron gallegos llegados tras la “Reconquista”, puesto que son nombres prerrománicos, posiblemente de origen ibero-bereber, tras las migraciones de estos pueblos desde el norte de África hace miles de años.

Pero posiblemente esto no le importe al Sr. Delgado, porque a él le pagan precisamente para eso, para “españolear”, para jugar el papel de “asimilador”, consistente en divulgar los Mitos que justifican la construcción artificial de una nacionalidad española.

Utilizar el término “Reconquista”, es utilizar un concepto político que pretende justificar el genocidio sobre el pueblo andaluz ejecutado por Castilla y sus aliados europeos y católicos, sobre la base de Mitos sin rigor histórico alguno; sobre la pretendida idea de una posesión anterior de una España Católica cuya construcción sobrepasa el inicio de los tiempos.

Aquí se repite la construcción colonial de la historia dando por sentado que cualquier parecido entre las naciones del Norte y el Sur es por la influencia ejercida por el Norte en el Sur, no reconociendo en la nación colonizada ningún atisbo civilizatorio, borrando su historia y su cultura para justificar la colonización con el pretexto de llevar la civilización. Las cruzadas se hicieron para llevar a los infieles la religión verdadera y salvarlos del infierno, la colonización africana y asiática del Siglo XX se hizo bajo el concepto de “Protectorado” con el objetivo de llevar a los colonizados la civilización, y las nuevas agresiones en el S.XXI se hacen bajo la excusa de la “Democracia” y los “Derechos Humanos”.

En el caso de la coincidencia toponímica alpujarreña y gallega, lo correcto sería pensar en migraciones de poblaciones ibero-bereber desde el Sur hacia el Norte provocadas por el empuje de nuevas colonizaciones procedentes de África o por otras circunstancias. La antigüedad de unas poblaciones y otras así como la formación de la lengua gallega nos hace pensar en esta posibilidad.

Pero estas consideraciones históricas y antropológicas poco importan a la hora de hablar sobre unos pueblos andaluces que merecen respeto por su historia y cultura, porque lo único que importa es difundir los Mitos que justifican la existencia de una nación “española” a una masa de teleadictos embrutecidos por el consumo de espectáculos deportivos, que consumen información sin pensar en su veracidad y sin preocuparse por la misma.

La utilización política de figuras del deporte se ha convertido en algo habitual. Desgraciadamente tienen más influencia en la población que cualquier intelectual, científico o divulgador cultural. Y el sistema lo sabe y les pone al frente del nuevo oráculo: la TV.

Alí Manzano.


sábado, 15 de agosto de 2015

EN EL 79º ANIVERSARIO DEL ASESINATO DE BLAS INFANTE: - 2015

Este 10 de agosto conmemoramos el 79º aniversario del asesinato de Blas Infante a manos del españolismo fascista. Al Padre de la Patria Andaluza lo mataron por su coherencia nacionalista y revolucionaria. Por su defensa inquebrantable de nuestro país, del Pueblo Trabajador Andaluz y de la clase obrera. Unos pecados que el españolismo no podía perdonar y por los cuales Blas Infante fue detenido, apresado en el Cine Jaúregui y posteriormente asesinado en la carretera de Carmona la noche del 10 al 11 de agosto de 1936.

miércoles, 5 de agosto de 2015

LA METAMORFOSIS. PODEMOS EN CATALUNYA (3/4)

Uno de los aspectos en los que los líderes de Podemos más han jugado con la ambigüedad ha sido en lo referente a los derechos de los pueblos que han decidido abrir procesos para la independencia del Estado español.

El tsunami “Podemos” que en un primer momento arrastró a toda la izquierda sitémica del Estado español, e incluso a los votantes que se autocalifican de “centro”, también intentó arrastrar a las fuerzas nacionalistas hacia esas dinámicas de cambio dentro del Estado. El caramelo que Podemos ofrecía a las fuerzas nacionalistas tanto en Catalunya como en Euskalerria estaba envenenado (en el resto de nacionalidades, y concretamente en Andalucía, la actitud de Podemos hacia el hecho nacional es bien diferente), ofreciéndoles integrarse en procesos unitarios y proponiendo a las fuerzas autóctonas el “derecho a decidir” como el caramelo que les integraría en las políticas estatales que abandera Podemos, y sin compromiso con los procesos independentistas que estarían supeditados a los procesos electorales dentro del Estado español y a la propia legislación española. Ni catalanes ni vascos se metieron en la boca el caramelo envenenado que les lanzó Podemos y decidieron continuar con los procesos independentistas y con la hoja de ruta que cada nación se ha marcado para alcanzar el objetivo de la independencia.


El camino hacia la independencia en Catalunya se puso en marcha hace algunos años, cuando la sociedad catalana comenzó a darle un matiz sobradamente independentista a los actos de la Diada cada 11 de Septiembre. Las grandes manifestaciones por la independencia en Catalunya obligaron a todos los partidos a plantearse su estrategia electoral y política ante un clamor popular mayoritario.

El próximo 27 de Septiembre, los partidos por la independencia plantean las elecciones autonómicas como elecciones plebiscitarias con la independencia como fondo. La coalición por la independencia compuesta por “Convergencia Democrática de Catalunya” (CDC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) más la candidatura de las CUP (Candidaturas de Unidad Popular) han marcado una hoja de ruta que comienza con la Declaración Unilateral de Independencia en caso de mayoría absoluta del voto independentista .

El siguiente paso sería un gobierno de concentración nacional y la redacción de una constitución catalana en el plazo de 18 meses.

A la “Hoja de ruta” independentista, las formaciones políticas españolas han respondido de distinta forma.  Desde las amenazas salidas del PP y de C's en caso de que el próximo 27 de Septiembre triunfaran las candidaturas independentistas, hasta Podemos e IU, pasando por un posicionamiento “institucional” del PSOE que niega cualquier posibilidad de  Estado catalán que no pase por la constitución española.

El caso de IU y Podemos es diferente al del españolismo más duro de PP, C's y PSOE. 

Fallada la estrategia de Podemos, de pacto con las formaciones nacionalistas en un proceso de cambio en el gobierno del Estado, derivando los procesos independentistas hacia la vía “legal” y sometiéndolos a la legislación española, las opciones que le quedaban para hacer frente a un proceso independentista alejado de la vía “constitucional” se reducían a una coalición de izquierdas (a las izquierdas españolas nos referimos) que a través de su calculada ambigüedad lingüística intentara convencer a los catalanes de que otra vía a la independencia es posible, sin necesidad de transgredir la legislación española.

La opción de la confusión se materializa en una coalición de las “izquierdas españolas” de cara a las elecciones autonómicas en Catalunya, compuesta por ICV (Iniciativa per Catalunya Verds), EUiA (Esquerra Unida i Alternativa) y Podemos.

Esta coalición electoral se caracteriza principalmente por no reconocer carácter plebiscitario a las elecciones autonómicas y por proponer otra vía hacia la independencia, que como veremos no es más que  un intento de confusión para someter el proceso independentista a una legislación española que en la práctica imposibilita dicho proceso.

Esta vía alternativa hacia la independencia transcurre por la senda de la legalidad del Estado español, es decir, mediante reforma constitucional aprobada en Congreso y Senado con una mayoría de 2/3 de los mismos en cada una de las cámaras, lo que le concede tanto a PP como a PSOE y a C's una minoría de bloqueo de 1/3, circunstancia que en la práctica supone el blindaje de la actual Constitución y del sistema político basado en la Unidad de España y el capitalismo, imposibilitando que Catalunya alcance la independencia mediante la legalidad vigente, circunstancia conocida por la “izquierda española” y por los voceros del Régimen, los mismos que publicitan los parabienes de la “revolución dentro del orden” y de sus mentores, IU y Podemos.   

En numerosas ocasiones, el líder de Podemos, Pablo Iglesias ha manifestado que el Referéndum sobre la independencia de Catalunya tiene que plantearse dentro de la participación de todo el Estado, no exclusivo de los ciudadanos residentes en Catalunya, lo que pone de manifiesto su modelo de Estado y su posicionamiento ante el derecho dele pueblo catalán a decidir su futuro.

Aún en el caso, hipotético y muy lejano, de que se planteara votación sobre la independencia de Catalunya en el Congreso y Senado, dudo mucho de que los votos de Podemos e IU fueran favorables, porque su modelo de Estado en cualquiera de sus variantes, pasa por el anclaje de Catalunya y el resto de nacionalidades a un Estado español con más o menos concesiones en lo administrativo y financiero, pero sujetas a la soberanía de las cámaras de representación españolas.

Todo lo anterior, la propuesta de IU y Podemos y la imposibilidad de llevarla a cabo, nos lleva a pensar, al igual que las organizaciones independentistas catalanas, que esta maniobra desde la “izquierda española” tiene por objetivo torpedear la vía independentista que el nacionalismo catalán ha puesto en marcha y que el 27 de Septiembre tiene una cita en las urnas  que va a decidir el futuro inmediato de Catalunya.

Desde el inicio de Podemos, esta organización a través del enorme apoyo mediático de los medios de comunicación, especialmente las TVs, ha intentado desmantelar los procesos independentistas dentro del Estado español, ofreciendo la alternativa de la confusión; diferenciándose de los partidos de la “casta” en el lenguaje, pero no en el fondo, hablando del “derecho a decidir” de “derechos nacionales”, de “reformas constitucionales”; solicitando el apoyo de los catalanes y catalanas a su carrera hacia la Moncloa con la promesa de cambios una vez conseguido. Engaños, mentiras, manipulación...todo para conseguir que el pueblo catalán se aleje del camino hacia la independencia , cuyo pistoletazo de salida se ha marcado el próximo 27 de Septiembre en las urnas. 

Alí Manzano

LA METAMORFOSIS. PODEMOS Y GRECIA (2/4)

Desde antes de las elecciones al parlamento griego, donde Syriza se presumía como fuerza mayoritaria, tanto Podemos como IU se postulaban como el referente de esta organización en el Estado español; sus líderes viajaban a Atenas buscando la foto con el líder de Syriza, Tsipras, con el objetivo de homologarse con los griegos y lanzar el mensaje a sus potenciales votantes de que ellos son los que van a implementar las políticas de Syriza en el Estado español.

El triunfo de Syriza en las elecciones griegas y la formación de gobierno con el partido nacionalista de derechas ANEL, colmó de alegría al partido de Pablo Iglesias que lo vendía como un antecedente de lo que ocurriría en la elecciones al parlamento español, haciendo creer a sus seguidores que tanto Syriza en Grecia como Podemos en España se opondrían a las políticas de recortes exigidas por la Troika.


El Referendum convocado por el presidente griego Alexis Tsipras, fue ampliamente elogiado por Iglesias y su dirección, aún a sabiendas de que era un referendum-trampa donde se diera el resultado que se diera, Grecia permanecería en la UE, en el Euro, en la OTAN y sometida a las políticas de recortes exigidas por la Troika. El pueblo griego votó mayoritariamente contra la Troika y los recortes, pero su gobierno lo convirtió en un simple apoyo para negociar con la Troika sin considerar un carácter vinculante. El resultado fue la aceptación por parte del ejecutivo de Tsipras de las políticas exigidas por la Troika y la derrota de todos los que votaron contra la aceptación del chantaje y la imposición de políticas ultraliberales.



Tras la aceptación por el gobierno griego de las políticas de recortes impuesta por la UE, el “representante” de Alexis Tsipras en el Estado español, el Presidente plenipotenciario de Podemos, Pablo Iglesias declaraba en numerosos medios de comunicación su satisfacción por la actuación del gobierno de su amigo Tsipras y por los acuerdos de éste con la UE, el BM y el FMI. Recordemos que esos acuerdos suponen el pago de la deuda en su totalidad, sin quita alguna, la subida del IVA a productos de primera necesidad, Reforma de las pensiones: bajada del gasto, supresión de las ayudas a las pensiones más bajas, Reforma de los mercados de productos, Privatización de las eléctricas, Reforma laboral, Reforma del sector financiero...


Y en un segundo paquete las Privatizaciones de Puertos, Aeropuertos, autopistas, empresas de aguas, correos, empresas gasísticas y red ferroviaria, Reforma de la administración pública... y la imposibilidad de implementar políticas económicas sin la aprobación de la Troika, lo que supone de forma drástica la pérdida de soberanía económica y política del Estado griego,


Aquí, Pablo Iglesias ya ha completado su viaje hacia la Moncloa, homologándose a los partidos que entran dentro de los parámetros aceptables por el poder real que rige la economía y controla los medios de comunicación. El viaje que comenzó en los platós de La Sexta TV como heredero político de esa cosa que llamaron 15-M, erigiéndose como líder indiscutible de la masa de “indignados” que sufrían los recortes de los gobiernos de España y de sus instituciones (PP, PSOE, IU), denunciando las políticas ultraliberales de los partidos de la “casta” y exigiendo la auditoría y el impago de la deuda, la salida de la UE y de la OTAN, la derogación de las leyes represivas, etc, lo ha terminado en las cercanías de unas elecciones generales situado en posiciones de salida para optar al tan ansiado puesto de Presidente de gobierno, tras renunciar a todos los postulados con los que se presentó a las elecciones al Parlamento europeo. Como hemos visto por su apoyo a los acuerdos entre el gobierno griego y la Troika, Iglesias se postula como valedor de la UE, renunciando a la quita de la deuda, a la auditoría de la misma, comprometiéndose al pago de la misma deuda que hace unos meses consideraba injusta, haciendo guiños a la derecha más arcaica con referencias a la unidad de España, la recuperación de los símbolos españoles como elementos de “progresía”, o con frases como “ni de derechas ni de izquierdas”.

La metamorfosis “kafkiana” de Iglesias, de Revolucionario anti-Troika a “político responsable y realista” es aún más evidente cuando sirve a las políticas de “Estado”, es decir, cuando favorece el actual status-quo.


Los que pensamos desde el primer momento que Pablo Iglesias y Podemos han tenido el apoyo mediático, televisivo principalmente, por servir a los intereses económicos y políticos de los propietarios de esos mismos medios, no íbamos muy desencaminados, como se está demostrando últimamente; cuando decíamos que su objetivo era la desmovilización social para la desactivación de las protestas sociales y reconducir a las masas de indignados hacia las urnas tras hacerles creer que las soluciones a sus problemas pasaban por procesos electorales, estábamos afirmando lo que en estos mismos instantes ya se hace incuestionable.


El posicionamiento de Podemos ante los procesos de independencia de Catalunya y Euskalerria, escondiendo su “españolismo” y la defensa de la Unidad de España tras una verborrea ambigua, calculada y manipuladora, nos confirma el servicio que hace al status quo imperante, llamando a un cambio que deje todo como estaba, al estilo de Alexis Tsipras en el Referendum griego.

Los sucesos de Grecia han desenmascarado a la totalidad de la clase política española, dejando al descubierto su posicionamiento ante las políticas de la troika, así como la complicidad con el poder económico. La ambigüedad dialéctica no les va a servir para seguir engañando y adormeciendo a la clase trabajadora puesto que en Grecia ya se han visto las intenciones y estrategias de la socialdemocracia reformista.


Y si como muestra vale un botón, el apoyo de “Ahora Madrid”, la marca blanca de Podemos en las municipales madrileñas, a la moción presentada por el PP en el ayuntamiento de esta ciudad, apoyando a los golpistas venezolanos, nos puede dar una idea bastante exacta del posicionamiento de Pablo Iglesias y su formación en cuestiones de política internacional.


Alí Manzano

Si vis pacem: Amèn

Si vis pacem: Amèn: Tal y como están las cosas parece que la palabra más correcta de ahora en adelante será: amén. Debemos usarla para todo, interiorizar...

domingo, 2 de agosto de 2015